Blog

Aceite de Coco “Ángel o demonio”

El incorporar el aceite de coco a tu alimentación genera una serie de múltiples beneficios. Esto se debe a que este posee una serie de ácidos grasos de cadena media (TCM) los cuales son metabolizados de forma diferente en comparación con los ácidos grasos de cadena larga.

Estos ácidos grasos de cadena media que contiene el aceite de coco son más fáciles de digerir y absorber por el organismo ya que al ingresar pasan directamente del tracto digestivo al hígado donde pueden ser utilizados por las mitocondrias del hepatocito para producir cuerpos cetónicos, si están las condiciones metabólicas para hacerlo.

Estas condiciones metabólicas deben incluir bajos niveles de insulina, alta sensibilidad a los mismos y bajos niveles de glucosa en el torrente sanguíneo.

Existe una tribu en Tokelau en Oceanía que basan su alimentación en el consumo de pescado, batata, pollo y cocos. Esta tribu es considerada una de las tribus más sanas del planeta.

Otro aspecto interesante es que está comprobado que el Aceite de coco ayuda a disminuir los niveles de LDL colesterol, regulando los niveles de azúcar en sangre, además de poseer la capacidad de regular el metabolismo debido al ácido láurico presente, en ese generando así, un alto gasto calórico cuando este es metabolizado.

Un beneficio a largo plazo es que puede estimular pérdida de peso teniendo en cuenta el tipo de protocolo nutricional y de actividad física que realices.

Si solo consumes grasas, sin proteínas ni carbohidratos, durante el ayuno, no se interrumpirá la autofagia y se permanecerá en un estado de quema de grasa. Tanto en el ayuno como la cetosis, funcionan porque mantienen los niveles de insulina lo suficientemente bajos como para mantener el cuerpo en un estado de quema de grasa. Las grasas como la mantequilla y el aceite de coco no hacen que aumenten los niveles de insulina, Sin embargo, los carbohidratos y las proteínas requieren insulina para ser metabolizados.

Si tu objetivo es experimentar los múltiples efectos que aporta el aceite de coco al organismo y a tu salud lo recomendable seria consumirlo en ayunas. Aquí menciono algunos beneficios de tomarlo en ayuno:

-Reduce el apetito.

-Fomenta la pérdida de peso.

-Regula los niveles de colesterol.

-Evita la acidez estomacal y el reflujo.

-Aumenta la flexibilidad metabólica.

-Previene la aparición de hígado graso.

-Incrementa el gasto calórico.

Regula los niveles de glucosa en sangre.

-Favorece al funcionamiento del sistema inmunológico.

-Reduce el estrés.

Fuente: instagram yogamedicinal